jueves, 27 de agosto de 2020

Bob Duggan y una forma más integral de entender la relación salud-enfermedad

 Han pasado algunos meses desde mi último escrito y he vuelto a retomar esta actividad porque luego de experimentar en carne propia el incesante bombardeo de noticias, la mayor parte del tiempo asociadas con asuntos negativos, creo firmemente que es un deber para con el resto de la humanidad, compartir lo que he aprendido leyendo a Bob Duggan. Algunas de sus ideas no son nuevas para mí pero el hecho de encontrarlas escritas, sistematizadas de forma tan conveniente en su obra "Common Sense for the Healing Arts" [El Sentido común en las Artes Curativas] es todo un regalo que siento el deber de compartir con mis lectores.

Bob, fue un maestro y prácticante de la Acupuntura durante más de 35 años y fundó el centro Thai Sophia Institute que hace unos años cambió su nombre ahora la Universidad de Maryland de Salud Integrativa. Sin más preámbulos, comparto con ustedes algunas de las ideas que más me llamaron la atención.

En estas páginas veremos, después de todo, lo fácil que es curar.


Cambiar nuestra perspectiva cambia nuestra enfermedad.


Este es un libro para que sea leído por todos aquellos que buscan el modo de convertirse en sanadores de ellos mismos y de los demás. Es “Sentido Común”, sí, pero con raras y no tan “comunes” revelaciones!


Tal vez aprendí que la vida es sobre algo diferente, acerca del cambio y del movimiento – no solo acerca de hacerlo del modo “correcto”.


Nuestra tarea principal mientras nos movernos entre nuestro nacimiento y nuestra muerte es aprender a vivir de forma pacífica día a día.


Está en paz hoy, contigo y con tus seres queridos… no sabes si hoy es el día en que tú o alguien que amas, morirá”.


Vivir pacíficamente día a día demanda Sentido Común: comer moderadamente, respirar profundo, beber con sabiduría, tener suficiente descanso durmiendo y aceptar la vida a como venga.


La Vida se trata del Amor, Familia, Amigos y Comunidad; es acerca de recopilar la sabiduría de los ancestros y luego pasarla a nuestros hijos y nietos.


Mi objetivo como sanador es entender todos tus síntomas -Cómo aparecen y cómo desaparecen. Un objetivo más, es ayudarlo a que se convierta Usted en un observador de esos síntomas en Usted mismo, ya que son guías para vivir bien y al máximo.

Pienso que los síntomas son en realidad mensajeros.


Nuestro cuerpo tiene una gran sabiduría, y sus síntomas son la manera de comunicarse con nosotros.


Cuando las personas se observan y se cuidan a sí mismas y tienen un sentido de vivir bien, esta experiencia altera la forma en que tendrán su salud en el futuro.



Futuro: La Vida es un Misterio y nosotros debemos aceptar ese misterio.


Es importante como sanadores estudiar la forma en que se comportan los cuerpos de nuestros pacientes, la forma en que funcionan luego de comer alguna comida en particular o que ocurre si hacen más o menos ejercicio, cómo son si están enamorados o cuando sufren de algún dolor.


En un tiempo estuve enfermo y entonces, me di cuenta que había ignorado los ciclos naturales de las estaciones y los patrones naturales del sueño y de la alimentación y del tiempo de disfrute.


La “Seguridad” después de todo es una ilusión, un espejismo para todos los que compartimos esta pequeña pelota que llamamos Tierra. En realidad, todos estamos luchando.


Si todo lo demás falla, yo te garantizaré comida y un lugar tibio y una cama en un cuarto en el sótano de mi casa. Ese fue el consejo que le di a una persona para que emprendiera el camino del cambio, es necesario dejar el temor por lo desconocido ya que de otro modo nos congelaremos y estaremos evitando andar por otros caminos que quizás nos sean más útiles a nosotros y al mundo.


Inspiración, es dejar ir aire dentro de nuestros pulmones hasta llenarlos y hasta que llene nuestro espíritu.


En la Medicina China, los pulmones y el aliento están conectados con la habilidad de recibir, de tomar, son aspectos del elemento Metal que a su vez se asocia con la temporada de Otoño. El elemento metal también está relacionado con el Colon y con la habilidad de dejar ir y terminar las cosas.


El Riñón, es el órgano asociado con el Invierno o la fase Agua, es como una batería, genera poder así como genera orina. Un cansancio profundo, puede ser señal de que nuestro elemento Agua, está fuera de balance. El miedo es una emoción característica del elemento Agua. Cuando entendemos que hay un temor, el poder total de la vida está presente, entonces, podemos sentir el temor y seguir con nuestra vida.


La Primavera siempre trae nuevas energías, nuevos comienzos, nuevas visiones para el futuro. El hígado proporciona todas sus interacciones químicas creativas y la Vesícula, con un recorrido que se extiende desde los ojos hasta los dedos de los pies, trae consigo una perspectiva de la vida de 360 grados.


Todas las grandes tradiciones de sabiduría coinciden con los Navajos, quienes dicen que nuestras visiones y acciones deberían de servir a los hijos de nuestros hijos y honrar a los padres de nuestros padres.


Esta [] es la fase del estómago y del bazo, el metabolismo del azúcar y la habilidad de digerir y procesar. Esta es la temporada para saborear la dulzura de la vida, para reflexionar acerca de lo que hemos recibido y logrado.


Cuando los individuos pelean contra los ritmos naturales, es más probable que desarrollen alguna patología. Cuando aprenden a entender y vivir con los ritmos de la vida, es más probable que funcionen bien.


Nos estamos convirtiendo en una nación de enfermos e hipocondríacos, una sociedad de auto medicados incapaces de distinguir entre síntomas casuales y diarios con aquellos que requieren de atención profesional… Hemos fallado en aprender que el dolor es la forma en la que el cuerpo informa a la mente que hemos hecho algo mal.


Necesitamos reeducarnos acerca de nuestra salud y desarrollar confianza en nuestras habilidades para cuidar de nosotros mismos.


Simplemente obsérvese a Usted mismo. Sin emitir ningún juicio. La observación es lo que hace posible los movimientos nuevos. Con nuevos movimientos, teniendo conciencia, podemos mantener la tapa puesta en la arrocera y permitir que se mueva hacia arriba y hacia abajo. Podemos vivir una vida más completa.


A menudo las personas se quejan acerca de un síntoma y cuando se les pregunta, contestan que eso no ocurre si ellos duermen suficiente. El dormir es uno de los mejores tratamientos, es barato y no es invasivo. Pregúntese a Usted mismo si la actividad que realiza vale tanto como el precio de los síntomas que tiene.


Ha bebido suficiente agua? El agua ayuda a generar nuestro “Chi”, la energía de nuestra Vida.


AIRE. Respire profundamente. Cuando estamos ocupados o molestos, nuestra respiración se vuelve superficial. Deténgase y tome una respiración profunda, no hable hasta que su respiración se haya normalizado.


MOVIMIENTO – EJERCICIO. No es nada del otro mundo – Solo el simple movimiento. Comience con veinte minutos de una caminata rápida tres veces por semana.


COMIDA. Coma simple y comida buena de forma regular (a sus horas). Algunas veces los síntomas que sentimos son simplemente el cuerpo quejándose de que no obtiene un alimento de forma regular.


ACLARANDO NUESTRAS MOLESTIAS. Cuando nos aferramos a nuestros pensamientos alterados y seguimos molestos, nuestro cuerpo lo soporta también. Una buena regla para cuando usted se moleste por algo es, respire profundamente, después, honestamente, tome algunas medidas para cambiar esa situación, o sino, deje que su molestia o enojo se vaya.


Vive la vida como si todo dependiera de Usted. Ore como si todo dependiera de Dios. (Parafraseando a San Juan de la Cruz).

Conoce la diferencia entre Esperanza y Expectativa.


Reconoce la oposición cuando estés ante su presencia. Si te das cuenta que eres el que lucha contra lo que es, ríndete.


Antes de tomar acción, respira profundamente mientras observas y aceptas exactamente lo que es. Observa sin cansarte, en búsqueda de nuevas aperturas.


Considera siempre el panorama completo. En cada situación asegúrate de que honras a los ancestros – los padres y los abuelos; y asegúrate que tus acciones serán para bien en el futuro- los hijos y los nietos. El hacer esto es una tradición de los Nativos Americanos y también es una enseñanza de las tradiciones más antiguas del mundo.

Es refrescante considerar este panorama más amplio en las decisiones y las acciones que tomamos cada día, especialmente en nuestra cultura tan dominada por la propaganda y las acciones que tomamos basados en los impulsos, en nuestros estados de ánimo y nuestras emociones y cuando escuchamos frecuentemente la frase “Lo hice porque se me dio la gana”.



Si te sientes mejor a quien servirías? A menudo, esa pregunta resulta ser un shock. La gente se dan cuenta de que están dispuestos a hacer cambios si es a beneficio de otras personas pero no si es por su propio bien. Así que ofrezco a mis pacientes esta posibilidad: Cuando estás considerando tu propio bienestar, nuestra relación con amigos y parientes, nuestro trabajo en nuestro negocio o en nuestro trabajo – en el momento de la decisión, la pregunta apropiada no sería “¿Qué es lo que tengo ganas de hacer?”

Los textos de muchas tradiciones – la Judeo cristiana, Islámica, Hindú, Budista, Nativos Americanos, Taoístas – Todos apuntan hacia la Vida como una unidad en la que todos dependemos unos de los otros. Sin embargo, la mayor parte del tiempo, nos refugiamos en la ilusión de estar separados. Es algo generalmente aceptado en nuestra cultura, que separamos a quien está en lo correcto de quien está en lo incorrecto, quien está haciendo algo malo y quien está haciendo algo bueno.


Me pregunto qué resultaría si habláramos de esos días especiales, no sólo como días feriados, pero también como días reservados para el descanso, para estar juntos, para disfrutar de la calidad de ser. Me pregunto si el nivel de violencia en nuestra sociedad bajaría si usáramos los días feriados – de forma consciente – para cuidarnos los unos a los otros y para reconstruir nuestro sentido de comunidad.



Si tenemos la intención de escolarizarnos, es para ayudarnos a tener una vida mejor, para ganar más dinero, para vivir más cómodos, para hacer lo que nos guste. Raramente nuestras intenciones reflejan la antigua sabiduría de la tradición de los Nativos Americanos, en la cual, el propósito final de cualquier cosa que nos propongamos es honrar a nuestros ancestros y servir a nuestros nietos. Con esta forma de ver las cosas, cada uno de nosotros es parte del gran ciclo de la Vida desde los tiempos antiguos hasta el futuro.


Orem Lyons, representante de uno de los grandes concilios de los Nativos Americanos, señaló que los ciclos de la naturaleza no tienen compasión. Cuando se acaba el Verano y el Invierno empieza, no puedes alegar a la Naturaleza que tenga piedad y que permita que vuelva el Verano para que así te puedas preparar convenientemente para el Inverno. La Naturaleza se mueve en ciclos inmutables – ciclos que muchas veces irrespetamos – en detrimento de nuestro bienestar.


Recientemente, examiné a un número de individuos que gastaron gran cantidad de dinero en diagnósticos y tratamientos para enfermedades serias y me ha sorprendido la cantidad de personas que no estaban comiendo bien, que dormían poco y rara vez salían a caminar o hacer ejercicio. Ellos estaban contando con que sus cuerpos iban a mantener el ritmo al que pensaban que debían vivir, aún cuando estaban violando los ciclos naturales del día y de la noche, de descanso, de actividad y de alimentación.


Qué tal si las escuelas enseñaran cómo vivir bien conforme a los ciclos naturales desde los primeros grados y qué tan si los medios de comunicación reflejaran e impulsaran esta forma de vivir con sentido común nuestras vidas?


La Vida se mueve en los inevitables ciclos del nacimiento y de la muerte, alegría y tristeza, calor y frío. Debemos soportar cada uno de ellos, no tenemos elección. La pregunta es, si, como individuos y como sociedad tenemos la sabiduría de honrar los ciclos de la naturaleza por el bien de los hijos y los nietos?


Estamos solos y nos sentimos solos solamente cuando olvidamos que estamos totalmente conectados con toda la Vida.


Un consejo para mis estudiantes fue: Qué vas a crear este año que va a servir a tus nietos que aún no han nacido?


ES LA AGUJA? ES LA PLANTA MEDICINAL? Qué es lo que está creando un cambio? Esta es la pregunta que escuchamos de las personas que están investigando en una vecindad de Baltimore. La respuesta a la pregunta es: Los individuos están creando el cambio.


Recuerdo a una ejecutiva de negocios bien educada y económicamente exitosa que vino a mí por un tratamiento de acupuntura. En nuestra primera sesión, me entregó una pila de informes médicos que le habían costado casi 100,000 dólares. Mientras nos sentamos y conversamos – eran más o menos las 2 de la tarde – le pregunté: ¿Qué has comido hoy?, “Una taza de café” me respondió. ¿Qué comiste anoche? “Una hamburguesa”, me dijo. Y agua, ¿Cuánto bebes al día? Le pregunté y me dijo “Uno o dos vasos y algunas bebidas gaseosas”. ¿Y a qué hora te vas a acostar? “Después de la medianoche”. Y a qué hora te levantaste hoy? “Un poco después de las cinco de la mañana”. ¿Cuándo fue la última vez que hizo ejercicio? “Fui a caminar hace tres semanas”. ¿Los síntomas que presenta se le desaparecen alguna vez?, “Sabes, - me dijo - estaba mucho, mucho mejor, cuando me fui de vacaciones con mi amigo”. Resumí entonces para ella: “Entonces, me dices que no comes bien, no bebes suficiente agua, no duermes lo suficiente y no haces mucho ejercicio. Y también me dices que tus síntomas desaparecen cuando se va de vacaciones. Estás aquí en este consultorio para encontrar una cura. Has estado buscando pruebas de laboratorio que te han costado cien mil dólares para que te den una pista de lo que tienes que hacer para estar bien y mientras tanto, ¡Tu cuerpo te lo ha estado diciendo todo el tiempo!. Las agujas pueden ayudarte a hacer el cambio” – le dije – “Pueden ser el catalizador, despertar esa posibilidad en usted, sin embargo, la realidad es que usted misma debe recuperar el arte de comer, dormir, respirar y hacer ejercicio”. Ella prestó atención. Asistida por las agujas de acupuntura y el ánimo de su médico, la mujer empezó a reemplazar sus viejos y dañinos hábitos por prácticas nuevas, simples y saludables.


Continuará….


No hay comentarios: