Páginas

lunes, 1 de febrero de 2010

Sobre mis lecturas de año nuevo

Finalmente tengo unos momentos para escribir sobre mis lecturas de los días pasados.

1. La isla bajo el mar, de Isabel Allende.
Excelente libro. Por momentos me vi transportado a la Isla La Española en la triste época de la esclavitud. Imaginé los barcos llenos de esclavos que quizás fueron influencia de mis recuerdos de aquella película, Amistad. La historia del surgimiento de Haiti como país independiente me resultó de lo más interesante, sobre todo porque no tenía ni la más remota idea sobre quien era Macandal, ni de la gran influencia de Louverture en todo este rollo. A veces sentía la vibración de los tambores africanos mientras leía en el bus rumbo a Estelí y podía percibir, como los elefantes a través de sus cartilaginosas patas, el sonido de Africa en mi ser.

2. El Testamento. John Grisham.
Lo que más me gustó de este Best Seller de Grisham (¡uno más para variar!) es su manejo de los términos y leyes leguyelas, no en vano el hombre ejerce el derecho. Las descripciones del pantanal son espeluznantes y a la vez salvajes. Con un poco de imaginación podés sentir cómo hierve el agua mientras despedaza a un hombre que cayó en un nido de pirañas. ¡Ay mamá!... Al final no se por qué siempre en los libros de Grisham aparece un borracho, una mujer, un abogado y algunos muertos antes de la página 20... O un millonario viejo moribundo, como en este caso. Veremos, porque al momento sólo he leído "Tiempo de Matar"... que me pareció excelente, "El Buffette", que leí luego de ver la película estelarizada por Tom Cruise (buena película), y esta que comento ahorita. Tengo unos cuantos más en la bandeja de espera para el resto del año. Ya les comentaré.

3. El Códice Maya. Douglas Preston.
Un excéntrico millonario que tiene los días contados por un cáncer terminal decide dejar su fabulosa herencia de obras de arte y artilugios prehispánicos a sus hijos siempre y cuando cumplan con una condición: deben buscarlo juntos. Con la exótica idea de lograr unir a sus hijos, el viejo les deja un vídeo en donde mediante algunas indicaciones logra captar la atención de los herederos. Inician su búsqueda, pero por caminos diferentes. Por causas del destino, finalmente se unen y logran hacer un espectacular descubrimiento en medio de la selva de Honduras... ah, ¿por qué el códice?... bueno, pues resulta que entre los innumerables tesoros coleccionados por el viejo se encuentra un antiguo códice maya, que contiene cientos de remedios para una gran cantidad de enfermedades. Los que saben del códice también van en busca de él y también se mezclan unos guardias militares y un viejo socio del viejo millonario. En fin, si lo que desean es leer un thriller de lo más adictivo, ¡este obra de Preston es para ustedes!

4. Huérfanos del Mal. Nicolas D´Estienne D´Orves.
Le tomó dos años de trabajo al autor investigar y producir este Best Seller internacional. Se trata aquí de la manera en que durante la oscura época del nazismo, se trató de reproducir, como si se tratara de criaderos o fábricas en serie, a los perfectos ejemplares de la raza Aria, superior, conforme los cánones de los nazis. Una periodista es contratada por un excéntrico millonario para efectuar la investigación para averiguar qué ha ocurrido con aquellos niños producto de este macabro experimento de reproducción humano.

Les agregaré mis comentarios sobre mis futuras lecturas, ¡saludos por el momento!