Páginas

sábado, 14 de agosto de 2010

Tras una maestría

Estoy terminando de escribir la tesis de mi maestría en administración de empresas de la Upoli y he empezado a estudiar inglés otra vez. He practicado en un viaje reciente platicando con un señor algo mayor que iba de vacaciones con su esposa. Ambos tienen cáncer bajo control y disfrutan conociendo islas ubicadas en América Central. Acaban de llegar de California y en unos días más estarán otra vez en su hogar.

El señor es muy platicador y le cuento de los motivos de mi viaje. Estoy viajando porque ayudo a la municipalidad de la isla a construir unos muros que protejan la playa y a sus gentes de las inundaciones.
El ha trabajado en mecánica toda su vida. Más de veinticinco años, me dice. Manejando montacargas y reparando sistemas hidráulicos. ¿acaso habrá alguien que no ame la hidráulica como yo? me dice apenas tiene la primera oportunidad.
Me cuenta que la pareja que está esperando dos asientos más allá es una pareja de recién casados: ella de Canadá y él de Australia. Van de luna de miel a la islita. Ya tienen programado hacer snorkeling y no sé que otras cosas que no escucho por mi problema en el oído y también por estar más atento a una nota roja del noticiero que observo absorto por segundos y que se escucha en el televisor colgado en lo alto de un estante al otro lado del pasillo del frente.
Hace unos años hice un plan de vida y entre mis planes estaba estudiar una maestría en Estructuras. Amo las estructuras. Siempre las he amado desde que tengo conciencia de su existencia. No me interesan tanto las matemáticas y la física aunque desde luego son un fundamento importante para estudiar las estructuras. Pero de alguna manera me las he apañado para manejar lo suficiente las ciencias como para entender algo lo que son los edificios, los puentes y otras estructuras interesantes.
En Nicaragua no hay maestría en Estructuras, así que estoy ahora tras el sueño de lograr de alguna manera como estudiar en algún país que si la tenga. Si pudiera escoger sin duda alguna elegiría Japón. Pero también están en la lista de probables destinos: Estados Unidos, México o Costa Rica.
Estoy repasando el inglés para hacer el TOEFL un día de estos. Y hoy conseguí un librillo para prepararme para el GRE. Sueño con estudiar en la Universidad de Illinois en Urbana. La eminente alma máter del gran Hardy Cross.
Desconozco si a la fecha haya algún ingeniero nicaragüense conocido sus aulas y laboratorios imponentes.
Yo solo la conozco gracias a la magia del internet y hace unos meses que por los azares del destino logré llegar a Chicago, mi sueño de conocer Urbana-Champaign, que está a unas cuantas horas  del Downtown según me cuentan, se esfumó en un abrir y cerrar de ojos por una de esas cosas inexplicables que suceden en la vida.
Ahora, unos meses luego de este primer acercamiento, comienzo a dar algunos pasos para volver realidad mi sueño y cumplir con mi deseo.
Ya veremos que me depara el destino.
Hace unos días me enteré que una prima en segundo grado consiguió una beca y estudia una maestría en Estados Unidos también, pero en Bioquimica de los Alimentos o algo así. Espero seguir sus pasos muy pronto Dios mediante.
Agradezco sus oraciones y apoyo moral.

No hay comentarios: